5 remedios caseros para expulsar flemas

18/07/2019 - 12:07:02

El invierno acarrea brotes de enfermedades infecciosas de las vías respiratorias, favorecidas por los cambios de temperatura, la falta de ventilación de los ambientes y la mayor aglomeración de personas en lugares cerrados. Uno de los primeros signos que presentan estas enfermedades es una abundante secreción nasal y flemas en la garganta.

Aunque resulte molesta, la producción de mucosidad es un mecanismo de defensa de nuestro sistema inmunológico cuando éste es atacado por bacterias, virus y otros microorganismos causantes de enfermedades.

Cuando tenemos mucosidad en la garganta podemos experimentar algunos de los siguientes síntomas:

  • Irritación de la garganta
  • Inflamación de la laringe
  • Sensación de que no podemos tragar bien
  • Carraspeo frecuente
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para respirar
  • Mal aliento

Las flemas en la garganta pueden tener varias causas, algunas de las cuales son:

  • Infecciones bacterianas y virales: Se trata de cualquier infección que se produzca en las vías respiratorias o en la laringe a causa de virus o bacterias, como resfrío común, gripe, sinusitis, amigdalitis, faringitis, bronquitis y neumonía.
  • Goteo postnasal: Ocurre cuando hay una acumulación de mucosidad en la nariz que desciende y se acumula en la garganta. Puede ser causado por reflujo gastroesofágico, rinitis, sinusitis o por permanencia prolongada en ambientes secos.
  • Alergias: En un cuadro alérgico se ven afectadas las vías respiratorias; la presencia de agentes alérgenos como el polvo, el polen y los ácaros pueden causar rinitis, que estimulará la secreción nasal. Las alergias pueden presentarse todo el año o en estaciones específicas.

¿Qué podemos hacer para expulsar la flema?

Además de las molestias que ocasiona, debemos tratar de expulsar la mucosidad en la garganta, ya que de lo contrario podremos contraer una infección o agravar el cuadro.

Por supuesto, es fundamental acudir al médico para obtener un diagnóstico certero y un tratamiento apropiado. ¡Nunca debemos automedicarnos! Sin embargo, sí podemos acudir a remedios caseros sencillos para aliviar el malestar y reducir las flemas:

  • Gárgaras de agua con sal: La sal ayuda a atraer más agua hacia las paredes de la garganta, lo que crea una barrera hidratante y una capa protectora contra el polvo. Para ponerlas en prácticas, tenemos que disolver una cucharada de sal en medio vaso de agua tibia; a continuación, colocamos un trago de la preparación en la boca e inclinamos la cabeza hacia atrás para hacer gárgaras por al menos 30 segundos. Esta técnica puede ser usada de tres a cuatro veces por día.
  • Té con miel, limón y jengibre: La miel y el limón tienen propiedades antibacterianas y antimicóticas. La vitamina C del limón contribuye a mejorar al sistema inmunológico; además, la acidez de esta fruta tiene la capacidad de romper las moléculas de moco, haciéndolo más fácil de eliminar. La miel ayuda a crear una capa protectora en la garganta que reduce la irritación de la mucosa. El jengibre, por su parte, tiene propiedades antibacteriales, antivirales, antihistamínicas y descongestionantes. Una buena manera de consumirlos es realizar una infusión de té negro y añadir dos cucharadas de jugo de limón exprimido, una cucharada de miel y una cucharadita de jengibre en polvo.
  • Nebulizaciones con agua caliente: Realizar nebulizaciones es una forma práctica de hidratar la mucosa de la garganta y hacer más fluidas las secreciones que allí se concentran, lo que hará que podamos eliminarlas más fácilmente. Las nebulizaciones se hacen con el conocido aparato nebulizador, en donde podemos agregar suero fisiológico -siempre que este haya sido indicado por el médico- o aceite esencial de eucalipto diluido -consultá a tu médico para tener presente las contraindicaciones. Deberemos nebulizar al menos tres veces al día para que el tratamiento sea efectivo.
  • Vapores con tomillo y romero: Otra forma aún más casera de hacer nebulizaciones es colocar cuatro tazas de agua hirviendo en un recipiente, inclinarnos sobre el vapor y cubrir la cabeza con una toalla para evitar que este se disipe. En esta posición, inhalaremos el vapor durante entre cinco y diez minutos. Para que este tratamiento ayude a disolver el moco y la flema más rápidamente, podemos agregar al agua una cucharadita de romero seco y media de tomillo.
  • Beber al menos 2 litros de agua al día: Entre los muchos beneficios para nuestro cuerpo que tiene el mantenernos hidratados, también ayuda a fluidificar la flema atrapada en la garganta y expulsarla al toser. Si bien podemos también beber infusiones calientes para contribuir a este proceso, es importante consumir un porcentaje adecuado de agua a diario.

Otros consejos

  • Evitá o reducí el consumo de lácteos, cereales, huevos, azúcar y legumbres, ya que estos alimentos aumentan la cantidad de flema.
  • No fumés y tratá de mantenerte alejado de agentes tóxicos o irritantes, como humo y gases.
  • Evitá las bebidas frías; tomalas templadas o calientes.
  • Mantené los ambientes húmedos y evitá los secos (aquellos con aire acondicionado o calefacción), o utilizá un humidificador.
  • Sonáte la nariz y expulsá las flemas cuando lo necesites -pero ¡no escupas en la vía pública!

Fuentes: TuaSaúde, World Health Design, eSalud.

Últimas Noticias

Empresa de medicina prepaga de la ciudad de Paraná. Nuestro objetivo es ofrecer salud privada con los menores costos posibles brindando prestaciones con profesionales comprometidos con nuestras políticas.

OTROS SERVICIOS

Telepathic Soft Copyright © 2020 | Contacto : contacto@telepathicsoft.com.ar