10 alimentos para el invierno

03/07/2019 - 21:07:59

Llegó el invierno y con él, las bajas temperaturas. Para hacerle frente al frío, además de abrigarnos consumimos alimentos y bebidas calientes: al contrario de lo que ocurre en verano, necesitamos elegir aquellos con alto contenido calórico, ya que eso nos permitirá acumular energía y así mantener el calor corporal. No obstante esto, es fundamental cuidar que nuestra dieta sea además nutritivaequilibrada y que nos permita aumentar las defensas de nuestro organismo para fortalecer el sistema inmunológico.

  1. Ajo: Es un poderoso antioxidante, considerado como un gran antibiótico natural por su contenido en el compuesto alicina, y tiene propiedades bactericidas. Ayuda a enfrentar las enfermedades respiratorias. Para aprovechar mejor sus propiedades, es mejor consumirlo crudo -por ejemplo, picado en ensaladas y sobre otras preparaciones luego de su cocción. Si queremos consumirlo cocido -por ejemplo, en salteados, es conveniente machacarlo media hora antes. No se recomienda su consumo a personas con problemas de coagulación de la sangre, sufran hipertiroidismo o estén por someterse a una operación quirúrgica.
  2. Brócoli: Es una gran fuente de potasio, magnesio, calcio, hierro, zinc, fósforo, vitaminas C y B1, ácido fólico y fibra, por lo que contribuye al buen funcionamiento de las defensas, ayuda a corregir la anemia, evitar la retención de líquidos y previene el cáncer de colon y de pulmón. Además, es bajo en calorías. Para evitar la pérdida de nutrientes, debemos lavarlo bajo el chorro de agua y tratar de cocinarlo al vapor o hervido con la mínima cantidad de agua durante tres o cuatro minutos. Algunas formas de consumir brócoli son en ensaladas y pastas. Sus tallos y hojas también son comestibles.
  3. Cebolla: Al igual que el ajo, es un alimento con propiedades antisépticas que ayudan a prevenir y recuperarnos de enfermedades respiratorias. La cebolla también es la base de muchas preparaciones, como salsas, estofados y salteados, pero también puede comerse cruda, por ejemplo en ensaladas. Debemos evitar comerla, o consumirla cocida, si tenemos problemas gastrointestinales, de reflujo o patología renal.
  4. Cítricos: Este tipo de frutas, entre las que encontramos la naranja, el limón, la mandarina, el pomelo y el kiwi, son la fuente más conocida de vitamina C. Son además antioxidantes y permiten la regeneración de tejidos y el estímulo de las defensas. Es mejor consumir todos los cítricos crudos, y su jugo de manera inmediata luego de exprimirlo.
  5. Espinaca y acelga: Aportan ácido fólico, vitamina K, calcio; tienen propiedades antioxidantes y alto contenido en fibras. Ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, a mantener dientes y huesos fuertes, a regularizar el tránsito intestinal y a fortalecer el sistema inmunológico. También contribuyen a conservar la agudeza visual y una piel y cabello sanos. Estos vegetales de hojas verdes pueden consumirse crudos (siempre luego de un cuidadoso lavado) en ensaladas, con pastas o en jugos, y cocidas en tortillas, buñuelos y tartas.
  6. Jengibre: Este tallo es rico en ácido linoleico, vitamina B6 y C, calcio, magnesio, fósforo y potasio. Tiene propiedades antiinflamatorias, expectorantes y antisépticas; alivia los problemas intestinales, las náuseas y vómitos y los problemas digestivos. Podemos consumir el jengibre en infusiones –té negro, con limón y miel para prevenir resfríos-, para sazonar carnes y otras preparaciones, en galletitas dulces, y como caramelos. No se debe consumir junto con medicamentos anticoagulantes, durante el embarazo y la lactancia, si nos encontramos en tratamiento por hipertensión o diabetes.
  7. Lenteja: Se trata de una legumbre con gran valor nutritivo, que aporta altas cantidades de hierro, zinc, magnesio, sodio, potasio, selenio y calcio. También vitaminas B2, B3, B6, B9 (ácido fólico), A y E. Son una buena fuente de fósforo, manganeso y fibra. Aportan hidratos de carbono y proteínas de bajo contenido graso. Todo esto hace que favorezcan el tránsito intestinal y el desarrollo muscular. Las lentejas pueden ser preparadas en guisos, como guarnición o incluidas en ensaladas.
  8. Manzana: Otra fuente de vitamina C, las manzanas son además ricas en pectina, un tipo de fibra soluble, por lo que mejoran el tránsito intestinal, retienen el agua y facilita la eliminación de toxinas. Tienen un efecto antiácido en la sangre y los tejidos, son astringentes y antiinflamatorias e impiden que el colesterol se deposite en las paredes de las arterias. Para aprovechar sus beneficios, lo mejor es consumir la fruta cruda y su jugo recién exprimido.
  9. Papa: Es una gran fuente de fibra, vitaminas C, B1, B3 y B6, y minerales como el potasio, fósforo, magnesio y, en menor cantidad, hierro. Tiene carbohidratos bajos en grasa, además de antioxidantes que contribuyen a prevenir enfermedades relacionadas al envejecimiento. Hay que evitar comerlas fritas: es mejor hervidas, al vapor o al horno.
  10. Zanahoria: Se trata de una hortaliza baja en calorías que proporciona nutrientes y fibras. Tiene alto contenido en betacarotenos, vitaminas D y E, por lo que son importantes para la absorción del calcio, para reducir el riesgo de contraer enfermedades respiratorias, ya que mantienen la mucosa en buen estado, y permiten tener una piel saludable. Podemos comer la zanahoria cruda pelada en ensaladas, o bien al vapor, en salteados y al horno.

Durante la estación más fría, es recomendable consumir preparaciones calientes, debido a que ayudan a regular la temperatura de nuestro cuerpo y proporcionan una mayor sensación de saciedad. También, además de los alimentos mencionados, debemos incorporar carnes magras, cereales integrales, legumbres, semillas y frutos secos.

 

¡Consultá con un especialista en nutrición en cualquiera de nuestros consultorios!

Últimas Noticias

Empresa de medicina prepaga de la ciudad de Paraná. Nuestro objetivo es ofrecer salud privada con los menores costos posibles brindando prestaciones con profesionales comprometidos con nuestras políticas.

OTROS SERVICIOS

Telepathic Soft Copyright © 2019 | Contacto : contacto@telepathicsoft.com.ar