La vulnerabilidad sin vacunas

18/06/2019 - 19:06:47

Las vacunas son productos biológicos desarrollados artificialmente con el objetivo de exponer a un sujeto a un antígeno determinado y generar una respuesta inmune efectiva frente al mismo que se mantendrá en el tiempo. Algunas vacunas incluyen los microorganismos que causan la enfermedad pero debilitados o inactivados, para generar una infección fácilmente controlable por nuestro mismo cuerpo. Otras están compuestas sólo por algunas partes de los microorganismos.

Una vez que nos vacunamos, nuestro cuerpo estará protegido para no enfermarnos o hacerlo de manera leve si vuelve a tomar contacto con el microorganismo en estado activo.

La eficacia de la inmunización a través de las vacunas fue demostrada en 1792. Es decir que, durante el transcurso de más de 200 años, la seguridad de la vacunación ha sido ampliamente comprobada y mejorada. Dependiendo de cada organismo, algunas vacunas inyectables pueden causar dolor, enrojecimiento e inflamación en el lugar de la aplicación; en muy pocos casos puede además aparecer fiebre y decaimiento. ¡Esto es normal! Los efectos son leves y desaparecen enseguida, aunque no dudes en consultar al médico si tenés dudas.

Antes de la existencia de las vacunas, había epidemias que causaban secuelas irreversibles o miles de muertes por año: hoy en día eso ya no ocurre, exclusivamente gracias a la implementación de la vacunación como política pública. A nivel mundial, se logró erradicar la viruela en 1980, y actualmente se busca hacer lo mismo con la poliomielitis. En la Argentina, no se registran casos autóctonos de sarampión desde el año 2000, de rubéola congénita desde 2009, ni se hacen trasplantes de hígado a causa de hepatitis A fulminante desde 2007.

En Argentina rige un Calendario Nacional de Vacunación para cada etapa de la vida. No es sólo para los niños: algunas vacunas aplicadas en la infancia pierden su eficacia con el tiempo, por lo que es importante aplicar dosis de refuerzo durante la adolescencia y adultez, así como durante el embarazo. Las vacunas incluidas en este Calendario están disponibles gratuitamente en los vacunatorios, centros de salud y hospitales públicos del país, y no requieren orden médica.

Podemos pensar que no es necesario vacunarse si estamos sanos, pero esto es un error: sin una correcta inmunización, somos vulnerables a contraer enfermedades o infecciones al tener contacto con el microorganismo causante. Particularmente los niños pueden sufrir complicaciones graves o fallecer por enfermedades fácil y seguramente prevenibles a través de la vacunación.

También es importante tomar conciencia de que la vacunación no es una cuestión individual, sino social: hay personas que no pueden recibir vacunas por tener contraindicaciones para su aplicación, por lo que al vacunarnos los estamos protegiendo mediante la inmunidad de grupo. ¿Por qué? Porque si más personas están vacunadas, menos van a contraer la enfermedad y reducimos el riesgo de contagio.

El acceso cada vez más amplio a las vacunas se traduce en una mejor calidad y esperanza de vida para la sociedad en su conjunto.

No te olvides, ¡vacunate!

Últimas Noticias

Empresa de medicina prepaga de la ciudad de Paraná. Nuestro objetivo es ofrecer salud privada con los menores costos posibles brindando prestaciones con profesionales comprometidos con nuestras políticas.

OTROS SERVICIOS

Telepathic Soft Copyright © 2019 | Contacto : contacto@telepathicsoft.com.ar